Destácate en tu trabajo: Desarrolla tu inteligencia emocional

Dic 10, 2019

¿Qué características se te vienen a la mente cuando piensas en un buen líder o jefe de trabajo? Si piensas que un líder exitoso tiene carisma, empatía, resiliencia, integridad, autoconfianza y una buena dosis de habilidad para tomar decisiones, entonces estás de acuerdo que todo líder requiere de inteligencia emocional.

Y no son solo los grandes empresarios que necesitan inteligencia emocional para manejar sus empresas, todos nosotros debemos saber reconocer y manejar adecuadamente nuestros sentimientos para ser exitosos en nuestra vida profesional y personal. De hecho, la inteligencia emocional es más importante aún que la experiencia y los conocimientos académicos para predecir el desempeño laboral. Pero, ¿cómo luce la inteligencia emocional en el trabajo?

 

5 ejemplos de inteligencia emocional en el trabajo

  1. Te llevas bien con tus colegas y equipo de trabajo
  2. Respondes cuidadosamente, aún en situaciones delicadas
  3. Trabajas bien en equipo
  4. Eres proactivo y flexible ante cualquier cambio
  5. Escuchas con atención y no reaccionas en las reuniones

Como puedes ver en estos ejemplos, la inteligencia emocional es la capacidad de entender y controlar nuestras emociones para adaptarnos a nuestro entorno y entablar relaciones con los demás y con nosotros mismos. La inteligencia emocional abarca una serie de habilidades y comportamientos que se pueden aprender y desarrollar.

 

Los 4 elementos de la inteligencia emocional

  1. Autoconciencia: Es la habilidad de identificar y entender tus sentimientos, impulsos y deseos y reconocer el impacto que tienes sobre tu entorno y con los demás. Una persona con un alto nivel de autoconciencia es introspectiva y se conoce tan bien que puede potenciar sus fortalezas y trabajar en sus debilidades con paciencia y autocompasión. La autoconciencia es la base de la pirámide de la inteligencia emocional y empieza por conocerse mejor.
  2. Autorregulación: Una vez desarrollada la autoconciencia, se aprende la autorregulación. A medida que seas consciente de ti mismo y de tus emociones, serás capaz de prever y controlar tus impulsos y comportamientos más tóxicos y dañinos. La autorregulación requiere de mucha práctica, pero si has dominado la autoconciencia, tendrás la fuerza y la resistencia para intentarlo. Una persona con alto nivel de autorregulación se adapta bien a los cambios, es digno de confianza y demuestra equilibrio y control ante cualquier situación.
  3. Reconocimiento de emociones ajenas: Esta es la habilidad de identificar y entender las emociones de otras personas. Se parece mucho a la empatía que resulta en bondad. Un individuo que reconoce las emociones de los demás es capaz de ponerse en el lugar de otras personas y trabajar con ellas para alcanzar sus objetivos, ya sea dándoles consejos o escuchando sus problemas de una manera comprensiva.
  4. Habilidades sociales: Este cuarto elemento es la punta de la pirámide de la inteligencia emocional. Todos buscan que un líder tenga habilidades sociales, pero no se puede ser un buen líder sin haber dominado las habilidades de autoconciencia, autorregulación y el reconocimiento de las emociones ajenas. Después de desarrollar los tres elementos de la base de la pirámide de inteligencia emocional, podrás practicar naturalmente las habilidades sociales de un líder sobresaliente, como el manejo de conflictos, el trabajo en equipo y la capacidad de motivar e inspirar a otros.

¿Listo para empezar a desarrollar tu inteligencia emocional para ser un mejor colega, empresario o jefe? Hazte estas preguntas todos los días para crear conciencia e incrementar tu inteligencia emocional.

 

4 preguntas para reflexionar y desarrollar tu inteligencia emocional en el trabajo

  1. ¿Qué afecta mi estado de ánimo y cómo se refleja en mis pensamientos y comportamientos? (Autoconciencia)
  2. ¿Qué estado emocional o creencia me está limitando y cómo lo puedo manejar adecuadamente? (Auto-regulación)
  3. ¿Cómo se expresan mis colegas o equipo de trabajo al hablar del trabajo o de mí? (Reconocimiento de emociones ajenas)
  4. ¿Puedo entender y simpatizar con lo que otros opinan sin estar de acuerdo? (Habilidad social)

 

Desarrolla tu inteligencia emocional

Para desarrollar tu inteligencia emocional y liderazgo puedes también practicar la atención plena. Esta práctica te ayuda a controlar tus emociones y mitigar tus impulsos al introducir un espacio necesario de observación y aceptación entre el estímulo (lo que te está pasando) y tu respuesta. La atención plena no es solo introspectiva; también se puede tener atención plena con los demás y, así, aumentar tu capacidad de compasión y habilidad de entender a quienes te rodean.

Utiliza tu intelecto para incrementar tu inteligencia emocional a través del estudio y la práctica. Como coach ejecutiva, trabajo para potenciar la inteligencia emocional de mis clientes todos los días. Siguiendo los métodos de Chade-Meng Tan, autor de Busca en tu interior, me enfoco en la atención plena como base de toda inteligencia emocional. Debemos vernos objetivamente y percibir nuestras emociones con claridad y un alto nivel de resolución para poder progresar. Mis clientes ya tienen la experiencia, el talento y la inteligencia para hacer su trabajo, pero al practicar la atención plena y la conciencia social maximizan su potencial personal y profesional para sobresalir en todos los aspectos de sus vidas.

 

__________________________________________________

¿Quieres aumentar tu visibilidad para potenciar tu carrera o negocio? ¡Mira uno de mis videos más vistos para obtener consejos y estrategias que puedes aplicar hoy mismo!

💥Haz clic aqui: https://mailchi.mp/icatalyze/visibilidad

 

 

Deja tu comentario