Cómo superar el miedo y lograr tus objetivos

Jun 13, 2017

Todos hemos estado allí en algún momento: mirando hacia lo que parece una montaña altísima que se cierne sobre nosotros, causando pánico y miedo. Ocurre cuando avanzamos hacia un nuevo objetivo o proyecto y no sabemos por dónde empezar, sintiéndonos abrumados y paralizados por el miedo. Observo esto una y otra vez con mis clientes de coaching, sin importar el tamaño del reto.

Muchas veces, cuando estamos tratando de hacer un cambio, necesitamos abordar los obstáculos ocultos que frustran nuestro progreso. Los obstáculos pueden ser factores prácticos, externos tales como tiempo y dinero; O barreras internas tales como miedos, creencias o necesidades.

A lo largo de muchas conversaciones y experiencias, he identificado algunos pasos que pueden ayudarte a escalar esta montaña y llegar al otro lado, avanzando hacia tu meta.

Primero: Nómbralo. Asúmelo. ¡Sigue adelante!

Lo primero que tenemos que hacer es reconocer el hecho de que estamos asustados o abrumados. ¡No te preocupes! Todos somos seres humanos y enfrentamos estos desafíos cuando vamos hacia lo desconocido porque es justamente eso: desconocido. Naturalmente, buscamos la seguridad y el equilibrio, que actualmente tenemos dentro de nuestra zona de confort. Pero para crecer como individuos, debemos aventurarnos en un estado de “incomodidad productiva” como solía decir mi propia coach, Rae Ringel, y salir fuera de nuestra zona de confort.

Los obstáculos internos tienen el mayor poder sobre nosotros cuando viven en la oscuridad, no examinados y no comprendidos. Pero, cuando los sacamos a la luz, nombrándolos y hablando de ellos con otros, pueden perder gran parte de su poder sobre nosotros.

Por lo tanto, es importante tener un poco de compasión hacia sí mismo porque es normal tener sentimientos de ansiedad o miedo a medida que uno enfrenta un nuevo desafío o trabaja hacia una nueva meta. No te juzgues a ti misma. Sí, estás nerviosa, pero NO, no vas a dejar que te detenga!

Para poder tomar el control sobre las emociones y obstáculos ocultos, te animo preguntarte:

  • ¿Puedes nombrar a lo que le tienes miedo? ¿Qué es lo que no quieres que suceda?
  • ¿Qué necesitas que no tienes para alcanzar tu objetivo?
  • ¿Qué perderías que es importante para ti si cambias?
  • ¿Cuál es tu peor escenario? ¿Cuál es el miedo detrás de eso?
  • ¿Qué creencia hay detrás de tus respuestas? ¿Qué tan bien te sirve esa creencia?

Paso a paso

Cuando te enfrentas a una tarea compleja, lo mejor que puedes hacer es dividirla en partes más pequeñas y tomarlo paso a paso. Cuando tienes pequeñas victorias para acercarte a la meta, puedes celebrar en el camino, lo cual te motivará.

Tom Kelley y David Kelley, co-fundadores de IDEO, una de las firmas de innovación más renombradas del mundo, hablan de esto en un artículo de HBR, diciendo que “Tienes que dejar de planificar y empezar – y la mejor manera de hacerlo es dejando de centrarte en la enorme tarea y encontrar una pequeña pieza que puedes abordar de inmediato”.

Estoy totalmente de acuerdo con su mantra de “No te prepares, ¡empieza!”, Porque podemos quedarnos atrapados en la fase de planificación y fácilmente puede convertirse en una excusa para no empezar a trabajar hacia nuestra meta.

¡Solo hazlo!

El siguiente paso es dar un paso. En otras palabras, tomar las riendas y moverte hacia tu meta. Según los expertos de IDEO, “el primer paso parecerá mucho menos abrumador si lo haces muy pequeño y te obligas a hacerlo ahora mismo. En lugar de detenerte y permitir que tu ansiedad aumente, sólo empieza a avanzar.”

Cuanto más reflexionas sobre lo que tienes que hacer, menos vas a lograrlo. Así que, después de dividirlo en pedazos más pequeños, empieza a abordar los pequeños pasos y táchalos de tu lista de pendientes.

Me encuentro en una situación similar en estos días porque estoy desarrollando un nuevo producto para iCatalyze, y he adoptado la estrategia de completar una acción concreta cada día. Me estoy acercando a estar lista para lanzar este producto y puedo ver el progreso, lo cual me motiva a seguir adelante!

Evalúa y modifica

 

Este paso estoy tomando prestado de la metodología del pensamiento del diseño (Design Thinking), el cual aplica técnicas del diseño para resolver problemas del mundo real. A medida que avanzas hacia tsu meta, debes hacer una pausa periódicamente para revisar lo que has hecho, y hacer ajustes para mejorar a medida que avanzas. Nuestro primer plan nunca será la forma en que las cosas realmente se dan.

Es importante desarrollar una perspectiva positiva hacia el fracaso (porque sucederá) y reconocer el valor de aprendizaje de la experiencia. Como dicen los autores de “Diseñar tu vida”, debes “aprender rápidamente del fracaso e incorporar mejoras”.

 

En resumen, tenemos momentos de incertidumbre cuando nos fijamos un nuevo desafío o meta. Con el fin de superar los sentimientos abrumadores, es útil para:

  • Reconoce cómo te sientes y entiende lo que estas emociones te están informando. Nombra las emociones y no dejes que te paralicen.
  • Divide tu objetivo en pequeñas partes realizables para ayudarte a progresar paso a paso hacia la meta.
  • Sólo hazlo! Y toma medidas concretas.
  • Evalúa y haz mejoras a medida que avanzas.

Mientras que parece que estas mirando hacia arriba a lo que parece una montaña de desafío, al salirte de tu zona de la confort y avanzar hacia tu meta, estoy segura que encontrarás una versión mejor de tí en el otro lado!

Deja tu comentario