Pregunta Catalizadora: ¿Qué te está deteniendo?

Abr 22, 2015

QueteDetiene

¿Hay algo que quieres hacer, pero te sientes paralizado? Tal vez no estás avanzando tan rápido como deseas, o estás reacio a dar el siguiente paso (o el primer paso)? La Pregunta Catalizadora de esta semana te invita a re-visitar tu meta e identificar: ¿Qué te está deteniendo?

Al identificar con precisión lo que está impidiendo tu camino, puedes decidir las acciones a tomar con el fin de eliminar el obstáculo o encontrar un nuevo enfoque con el fin de satisfacer tus aspiraciones.

Para empezar, tienes que darte un poco de tiempo de tranquilidad para pensar objetivamente sobre lo que te está impidiendo. Se honesto contigo mismo para identificar las razones por qué estás procrastinando, en otras palabras, ¿cómo te estás justificando? o ¿qué te estás diciendo a ti mismo sobre la situación?

Existen diferentes factores que nos pueden impedir como el miedo, la incertidumbre, la falta de tiempo y muchos otros que también he experimentado de primera mano. Por lo tanto, me gustaría compartir con ustedes algunos consejos que pueden servir como un catalizador para mover hacia adelante:

  • Pára la mentalidad “algún día” – A veces pensamos muy lejos en el futuro y tenemos una percepción de tiempo prolongada. Pensamos que nuestros “sueños se harán realidad” en un futuro lejano, y si “se supone que debe ser,” va a venir a nosotros. Sin embargo, el tiempo es ahora y tenemos que poner el esfuerzo que se requiere para hacer que las cosas sucedan. Si puedes ajustar tu forma de pensar para centrarte en lo que puedes hacer en el aquí y ahora, y dar un paso a la vez (ver más sobre esto más adelante), puedes empezar a avanzar hacia tu meta.
  • Supera el miedo al fracaso – El fracaso es necesario para el crecimiento y el éxito, y nadie es inmune. Recuerdo las palabras inspiradoras que escuché de Jean Case, pionera de la tecnología interactiva y co-fundadora y CEO de la Fundación Case, quien dijo: “Si no estás tomando riesgos, no estás innovando. Falla rápido y falla hacia adelante.” Esto nos anima a mirar al fracaso como una forma de aprendizaje y de desarrollar nuevos conocimientos para acercarnos a nuestros objetivos. Además, mediante el uso de la visualización e imaginando cómo el éxito puede verse y sentirse, puedes generar sentimientos positivos que pueden motivarte y servir como un recordatorio para seguir adelante. Si podemos lograr este cambio de perspectiva hacia el fracaso, puede ayudarnos a superar ese miedo.
  • Divide en partes más pequeñas – Otro factor que puede detenernos es la incertidumbre de por dónde empezar y nos podemos sentir abrumados. Puedes comenzar por fragmentar tu meta en componentes más pequeños, para que puedas desarrollar un enfoque por fases y celebrar pequeñas victorias en el camino. Esto puede ayudarte a sentir menos atascado.
  • Toma el control de tu tiempo – Nos podemos estar diciendo que no tenemos suficiente tiempo para hacer las cosas, y mucho menos empezar algo nuevo. Haz un inventario de lo que haces con tu tiempo, siendo honesto contigo mismo. Algunas aplicaciones como Rescue Time te pueden ayudar. Encuentra momentos en los que estás pasando el tiempo haciendo cosas que son “ni importante y ni urgente” que puedes cambiar por otras actividades que te mueven más cerca a tu meta. Hay un sinnúmero de herramientas de gestión del tiempo y fácilmente puedes encontrar una estrategia que funcione para tí. Lo importante es ser proactivo para organizarte mejor.

El primer paso es identificar lo que te está deteniendo y entonces podrás tomar medidas para avanzar. ¿Te has sentido igual? ¿Qué ha funcionado para ti?

Twitter_logo_blue icon Twit Instantáneo: Falla rápido y hacia adelante! El fracaso nos ayuda a construir sobre aprendizajes para lograr nuestra meta

Deja tu comentario